viernes, 11 de julio de 2014

XIU-XIU: DE CALIFORNIA CON HORROR



ANGEL GUST: RED CLASROOM
XIU-XIU
Bella Union (2014)
Tras ofrecernos el año pasado su disco de versiones de Nina Simone, este 2014 los iconoclastas y terroristas del sonido, los inclasificables XIU-XIU nos entrega uno de sus trabajos más experimentales y sombríos de su carrera, Angel Gust: Red Classroom.  Como todo trabajo del dúo, su escucha supone todo un reto a enfrentar, ante un grupo de canciones indigeribles, extrañas y pasadas de vueltas, pero como ya es costumbre, termina conquistándonos y demostrándonos que no hay límites para la perturbadora creatividad de Jamie Stweart y Angela Seo.
Angela y Jamie en pleno trance
En esta ocasión el álbum exhibe un panorama sombrío de principio a fin, en donde se funde desde el lo-fi, noise, punk y otros estilos con altas dosis de agresividad, matizados por sintetizadores, que parece ser el rasgo principal de las últimas obras de Xiu-Xiu.  Es pues cuando el synth-pop se combina con sonoridades lóbregas que el disco logra llegar a niveles superlativos. Este álbum “irradia” por todos lados, esa extrañísima aura Xiu-Xiu: belleza, violencia, horridez, angustia e incertidumbre, a pesar de haber reducido considerablemente su arsenal de instrumentos a tan solo sintetizadores analógicos, programadores rítmicos de los años 70 y percusión. Paradójicamente en medio de esta actitud minimalista, Xiu-Xiu saca las canciones más experimentales y opresivas que haya podido crear en su carrera. Creando desquiciadas atmosferas sonoras como en “Adult Friends” o la absolutamente perturbadoras como en “Cynthia’s Unisex”, sonando por ratos a Suicide, Einstürzende Neubauten o Kraftwerk. La grabación fue realizada en Nurse (el estudio casero de Stewart) y Elmwood Studios del productor John Congleton en Dallas, Texas.
"Angel Gust: Red Classroom, "macheteando tus sentidos"
El título del álbum está influenciado en una película japonesa de mala muerte del mismo nombre y también en el paso que experimentó Stweart de vivir en la apacible Carolina del Norte a mudarse a un convulsionado y violento vecindario de los Ángeles, ese clima de horror y miseria atrajo notablemente al cantautor art-pop.
Xiu Xiu nos da la bienvenida a su nueva producción con el terrorífico y desolador ambiente sonoro creado por “Angel Gust”, originando una sensación de pavor que va desvaneciéndose al ¿compás? de la pieza, construyendo en nuestras mente la imagen de un fantasmal y maldecido pueblo en medio del desierto, para luego sumergirnos a las claustrofóbicas palpitaciones electrónicas de la tensa “Archie’s Fades”, que al añadirse el característico angustioso canto de Stewart, nos lleva a sensaciones por demás tormentosas que alcanzarán su furor con el synth-pop oscuro de la retorcida y bailable “Stupid In The Dark”, cuyos acelerados y progresivos golpes de distorsión electrónica van dando paso a punzantes teclados y la tortuosa voz de Stewart recitando su pegajoso coro, “People are stupid in the dark/People are useless in the moonlight”, de los mejores temas del año.
Atrévete a escucharnos
Solo de la estropeada mente de Jamie, podían salir semejante música y liricas, ¿cómo explicar la marciana “Lawrence Liquors”? En donde Stweart nos expulsa música enfermiza de estridente electrónica, lacerante para el alma, cuyas virulentas ¿melodías? Terminan seduciéndonos. Las sintetizadas percusiones y solemnes ambientaciones sonoras de “New Life Inmigration” demuestran que el afán innovador y experimental del dúo permanece intacto, y que el caos sonoro no es su único estandarte. Pero las aterradoras campanas-ejecutadas por Thor Harris de Swans (Xiu Xiu fue telonero de esa banda para su gira The Seer)- y los esquizofrénicos gritos de Jamie en “El Naco” sobre la base de decadentes sonidos de teclados desafinados, se convierten en una verdadera cachetada ante la calma expuesta en el tema anterior, consiguiendo uno de los momentos más trastornados del álbum.
"no somos malos..."
Pero si crees que ya no puedes soportar más perturbación para tus sentidos, los maquinales y acosadores sonidos en “Adult Friends” sumado a los insoportables chillidos de cerdos, resultan todavía más desconcertantes y repulsivos; así como los repetitivos loops y caóticas distorsiones de la desquiciada “The Silver Platter”, logrando un fondo musical ideal para que transiten los dementes mensajes de Stewart. Mas en medio de tanto infierno y cargas negativas encontramos algo de solaz con la reposada pero igual de hilarante “Bitter Melon”, cuyas bellas ambientaciones -colindantes con el calipso- son irrumpidas por ráfagas de ruido buscándole dar la mayor fealdad posible al tema, pues Stewart y Seo no pueden con su genio.
"lo logramos, este disco es espeluznante"
“A Knife The Sun” es un retorno a esas atmosferas sombrías del principio, en donde sus bizarras y crudísimas ambientaciones sonoras solo causan sensaciones de esquizofrenia, pánico y el dolor, tema de lo más sórdido y pesado. Las aceleradas percusiones y loops de “Cinthya’s Unisex” acompañados por lo delirantes y orates registros vocales de Stewart es una manifestación demencial de lo más brutal, realmente inclasificable esta ¿pieza? De experimentación llevada al extremo. Qué canción para más críptica y paranoica, sobre todo por su monstruoso final.   
Rigurosos mazazos de sonoridad industrial, otorgan increíbles momentos de intensidad en la épica “Botanica de los Angeles”. Finalmente “:Red Classrooms” es una continuación del intro que apertura el disco, donde se deja escuchar esa misma sonoridad lúgubre, pero en esta ocasión se yuxtaponen una andanada de ensordecedores ruidos.
"¿Qué miras?"
Angel Gust: Red Classrom es una gran obra de experimentación sonora marcada por un tenso clima de inicio a fin, teniendo al terror, la demencia y al drama como sus principales aliados. En donde los Xiu-Xiu han superado sus propios límites de sordidez, haciendo de lo espeluznante su bastión primordial, logrando que lo desagradable tenga efectos totalmente opuestos y que tengamos ganas de escucharlo una y otra vez. Cuyo sonido transgresor puede resultar para algunos de las cosas más chocantes, alucinadas y horribles que haya escuchado en su vida.
Sin duda estamos ante el disco más presuntuoso y angustioso del dúo, llevando su música a índices de siniestralidad y atrocidad mucho más desconcertantes de lo habitual, resultando hipnótica su escucha. Donde decadencia, disonancia y extremismo se condensan a la perfección en los doce actos sónicos que conforman esta majestuosa obra musical de arte abstracto y subliminal.