martes, 29 de enero de 2013

GRIMES: POP QUE DESTIERRA PREJUICIOS



GRIMES
VISIONS
4AD.2012 
¿Qué música puede salir de la influencia de bandas y corrientes musicales tan diversas y opuestas como Marilyn Manson, Skinny Puppy, Nine Inch Nails, Cocteau Twins, How To Dress Well, Swans, Dandi Wind, Beyoncé, Mariah Carey, Enya, TLC, Aphex Twin, el K-pop (¿¡!?) y la música medieval? Simplemente la que se encarga de crear Grimes   o mejor dicho Claire Boucher ¿los resultados?  Su último engendro sonoro  llamado Visions  uno de los discos sensación del 2012. Quizás el arte críptico de la portada del álbum puede crearnos  prejuicios y mandarnos “al desvío” pensado que se trata de una obra gótica o metalera,  suposiciones totalmente ajenas a la realidad pues  “Visions” es uno de los mejores álbumes de música electrónica o pop de los últimos años y probablemente de la década, aunque el futuro se vislumbra prometedor para esta “joven sensación” que en menos de 2 años se ha dado maña para publicar tres álbumes.
WHO’S THAT GIRL?
Grimes es Claire Boucher
Nacida el 17 de marzo de 1988, Clarie Boucher se crió en Vancouver, British Columbia, Canada, en donde estudió ballet por once años y a los dieciocho años se mudó a Montreal, Québec para asistir a la universidad McGill. Mientras estudiaba literatura rusa y después neurociencias, dio origen a  su proyecto musical  en donde ella cantaba y tocaba los sintetizadores y se decidió por los aparatos electrónicos  porque simplemente no sabía tocar instrumentos convencionales. Entonces comenzó a grabar música experimental mientras crecía su relación con la escena underground electrónica e industrial. Sus constantes ausencias a clases a raíz de su pasión musical y diligencia compositiva la llevaron finalmente a dejar sus estudios. Clarie es también amante del arte y el cine, pasiones que la han conducido a la dirección de videos.
Sus primeras presentaciones se remontan a conciertos en un local para músicos experimentales llamado Lab Synthése, ubicado en una fábrica textil abandonada de Montreal. Su amigo Sebastien, quien es su actual mánager creó la disquera Arbutus Records y le ofreció ser parte de la misma pero con la condición de hacer un álbum. Otra sugerencia que Claire acató fue abrir un sitio en Myspace  a pesar que ella aún no tenía un nombre para su “banda”, entonces cuando estaba en la opción    para escoger su género musical había uno “grime” le pareció bueno agregarle una “s” y convertirlo en Grimes.
A Claire le tomó un año crear su primer álbum Geidi Primes (2010)  en realidad no sabía para nada qué estaba haciendo, no había tocado música, me dediqué a hacer música que se sintiera lo suficientemente buena para que otras personas la escucharan” recuerda Boucher. Ese mismo año lanzaría a través del mismo sello su álbum  Halfaxa y un año después un vinilo 12” con D’eon titulado Darkbloom. Sobre el proceso compositivo de sus canciones Claire dice que “Por lo general comienzo con un beat o un synth, por lo general uso un sintetizador para todo y por lo general lo hago sola en mi cuarto… mi cuarto es básicamente como un gran estudio con una cama”.  "No lo puedo evitar, hago decenas y decenas de canciones, me surgen miles de ideas en el cerebro y no puedo acallarlas. Al final, lo que intento hacer es escoger de todas esas cosas cuáles podrían ser interesantes para alguien más que para mí"  añade Clarie.
La Boucher en plena perfomance
Antes de la salida de Visions, la siempre prolija Claire formó un duo techno-industrial  con Tim Lafontaine, tipo que se caracteriza por improvisar con el ruido, un proyecto llamado Membrain y formaron parte del compilatorio Sit Back, Rewind.
Durante mayo del 2011 fue telonera en los conciertos de Lukke Li en su gira por los Estados Unidos. A inicios del 2012 anunció a través de su Twitter que había firmado para 4AD  y que estaba preparando un nuevo disco, Visions  y que sería lanzado en febrero de ese año en los Estados Unidos y en otros países al mes siguiente, mientras que Arbustus Records se encargaría de lanzarlo en Canadá. Visions recibiría  numerosos elogios de la crítica especializada y  The New York Times lo calificó como "uno de los discos más impresionantes del año hasta ahora".
EN GUSTO Y COLORES… (“Ramones son tan pop para mí como lo es Katty Perry”)
Definir la música que hace Claire a través de Grimes no es nada fácil, ecléctica creo que sería una buena palabra, ¿neo new romantic? Podría ser otra. Sobre la misma Claire ha dicho que esta cambia constantemente y no podría describirla. Auditivamente estoy dentro de muchos dubs, es muy orientado a lo vocal y puede ir a cualquier lado: desde goth a pop, R&B a industrial; en fin, cambia todo el tiempo. Mi música es audiovisual, he trabajado mucho en videos porque quiero que Grimes sea algo muy icónico…  mi música no existe sola como música, para mi es algo espiritual, pues también involucra baile, me gusta tocar en fiestas y que la gente baile, es sociable y es increíblemente solitaria cuando la hago y es increíblemente social cuando la toco. Pienso que Grimes está fuertemente asociado a artes estéticas y por eso intento de hacer videos y pintar” señala la líder de Grimes mientras que a otro medio describió su música como “… una especie de mezcla entre pop de ciencia-ficción con un toque de hip-hop (¿?).
Los gustos musicales de Claire  son tan diversos e incomprensibles para algunos que no  podemos sacudirnos de nuestros prejuicios pero la canadiense tiene bien justificadas sus “creencias” musicales y no tiene reparos en confesarlas: “Actualmente estoy estudiando los iconos femeninos como Rihanna, Beyoncé, Mariah Carey y Madonna, por su escena y por su negocio. Estoy intentando decidir como quiero hacer un nombre para mí, no quiero ser un icono sexual, pero me gusta la idea de una imagen femenina icónica pero tal vez un poco menos sexy. Instrumentalmente me gustan Prince y Michael Jackson, también el R&B gospel, Enya con el New Age, no me gusta mucho el New Age pero creo que ahí hay muchas posibilidades, también Animal Collective”.
Mientras hacía Visions  Claire dice: “…estaba escuchando, pues mucho K-pop, R & B y jack swing, y bastante dance y IDM, como Aphex Twin y Boards of Canada". ¿Está demente K –pop con Aphew Twin? ¿Qué puede salir de esta mezcla tan variopinta de gustos? Como lo dije al inicio- Grimes, atrévete a escuchar Visions, libérate de los prejuicios y  disfruta de su peculiar y deliciosa propuesta.
Una más de Claire para que nos deje aún más desconcertados: “Ramones son tan pop para mí como lo es Katty Perry” (¡¡¿?!!)
VISIONS: “Yo sólo quería hacer algo agradable de escuchar”
Tortuosa fue la grabación de Visions para Claire
Dieciséis horas de trabajo al día durante tres semanas en el aparente confort de su cuarto en Montreal fue el tiempo que le  tomó a Claire Boucher grabar Visions,   que por cierto  no fue para ella una experiencia nada agradable “Me pasé todo el tiempo llorando. En serio. Pero, bueno, tengo la teoría de que cuanto más deprimida estoy, mejor me salen los temas, así que supongo que ya me fue bien…Durante todo ese tiempo me encerré en el estudio, que era mi propia habitación, y no salí de allí. Me volví bastante loca, la verdad, pero, como te decía, creo que eso ayudó al resultado global del disco. Me levantaba de la cama y me ponía a trabajar. En algún momento, cuando se me cerraban los ojos, apagaba la luz y dormía. Y así durante veinte días" confiesa la artista.
Sobre sus objetivos con Visions ella dice: Yo sólo quería hacer algo agradable de escuchar y muy agradable de hacer. El placer y la sensualidad en primer lugar, sino también algo que fuera emocionalmente agresivo, muy triste e intenso, al mismo tiempo…”. Según Claire, las letras de las canciones de visions fueron compuestas pensando en ella, en su propio bienestar mental y no tiene ningún interés en que alguien entienda de qué se tratan.
Visions es una mezcla de voces etéreas, dulces y tiernas, con cándidas notas y delicados synths. Teniendo como estandarte la voz de Clarie que derrocha sensualidad por todos lados. Es un disco que podría decirse compendia o presenta el mejor collage de lo que parte de la escena indie está proponiendo en estos últimos años, reciclar lo mejor de los 80’s y 90’s (new wave, Techno, ambient, electrónica, new romantic)  aunque con una aparente concesión hacia el lado más pop de la música. No importa pues igual suena genial.
Tracklist y contraportada del álbum
“Infinite” es la canción que da inicio al álbum y que puede dejarnos desconcertados pues es  pop del más “pacharaco”  y “alegron” (no en vano Clarie es fan de la Carey)  pero que felizmente conforme va avanzando nos hace creer que el futuro del disco estará  orientado hacia otra parte y es que “Genesis” nos remite al mejor techno-pop ochentero y a ciertas líneas de teclado de Kraftwerk,  de arranque sus cautivadores teclados nos hace saltar de inmediato a la pista de baile (qué es y será para algunos de nosotros nuestras propias habitaciones), ni que decir su dulce y encantadora voz.  Cuando escuchamos “Oblivion” podemos evocar la mejor época de Ana Torroja y Mecano, es uno de los picos más altos del disco, una excelente pieza synth-pop  que junto a la anterior son de las mejores canciones del 2012. Las voces robóticas que se intercalan una con otra junto a la voz de Claire en  “Eight”, en donde la voz de la cantante ha sido procesa de tal manera que nos recuerda a los tiempos del tocadisco, cuando nos matábamos de risa al colocar los discos a revoluciones más veloces y se escuchaban como niñitos las voces de los cantantes. “Circumbambient” tiene un inicio ambient con ciertos coqueteos Prodigy pero conforme va avanzando se vuelve más pop a ello sumado los grititos y chillidos  de Claire haciendo una mezcla vocal de Kylie Minogue con Mariah Carey, fórmula vocal que vuelve a repetir en “Volwes=Space and Time” con falsetes incluidos.
Otra pieza destacable del álbum es “Be A Body” en donde Claire nos da un buffet con la electrónica y sus diversas variantes, y como siempre adornada con su tiernas vocales. Esta canción ha sido señala por su autora como punto de referencia de lo que será el futuro de Grimes y según ella, lo mejor que ha hecho musicalmente. Voces etéreas y ruidos ambient se interrelacionan en “Colour of Moonlight (Antiochus)”. Las últimas canciones del álbum nos muestran un lado un poco más experimental acompañado de bellas voces y melodías que emanan cierta melancolía como en “Symphonia IX”, “Nightmusic” y “Skin” en donde  Claire Boucher nos seguirá mostrando abiertamente su alma pop sin ningún prejuicio. 
Visions tiene la particularidad de hacernos sentir cómodos con sus excentricidades y  finalmente el poder de convertirnos a la prédica musical de su autora.
FILOSOFÍA INTERNET
Un futuro muy prometedor tiene esta chica
Claire Boucher  ofreció sus dos primeros discos en descarga totalmente gratuita online (Con su nuevo sello 4AD no pudieron repetir la gracia).  Al respecto su única integrante y líder dijo: "Creía que la música tenía que ser gratis. Y era genial, había gente que pagaba un euro, otros solamente unos céntimos, otros veinte euros... Y de esta forma todo el mundo podía escucharme y conocerme y todo el mundo, sin excepción, quedaba satisfecho. No sé si es una filosofía, pero sí que sé que, para mí, desde mi perspectiva, funciona y vale la pena".  Gracias al internet Grimes se hizo un lugar dentro de la escena independiente pero con Visions, la  Boucher ha dejado de ser una completa desconocida en el mundo de la música y ve su futuro sin prejuicios ni miramientos: “Sólo quiero seguir haciendo música innovadora... incluso si todo el mundo me odia y se olvida de mí, yo seguiré haciendo música, y eso es todo lo que realmente me importa. Prefiero tener un número muy pequeño de gente que me conozca pero que me considere importante, que ser muy famosa…”. 


miércoles, 23 de enero de 2013

THE XX: EN LA REPETICIÓN ESTÁ EL GUSTO



THE XX
COEXIST
YOUNG TURKS. 2012. UK 

El primer álbum de The XX titulado simplemente XX había dejado en estado de shock y boquiabierto  a más de un crítico musical con su propuesta minimalista, monocorde y lánguida pero a la vez innovadora a pesar de su aparente escasez de parafernalia sónica. Un estilo construido a base de tenues punteos de bajo y guitarra, ligeros riffs y acordes, golpes suaves de teclados y sutiles percusiones de caja de ritmos, desarrollando sonidos nada ostentosos. La sencillez sonora fue la clave del éxito de The XX, además de proponer al silencio como un eficiente aliado a su atractiva fórmula musical.
El éxito les llegó de inmediato, su single “Crystalised” se convirtió en un “boom” musical convirtiéndose en cortina musical de spots publicitarios y  una de las canciones que forma parte del videojuego PES 2011 Pro Evolution Soccer para Play Station 2. Llegarían las giras de rigor que les ayudaría a incrementar los números de sus seguidores y  por supuesto también lograrían alcanzar  premios.
Coexist es título del nuevo trabajo de The XX que tiene su origen en la inspiración de crear una portada que representará un aceite tornasolado derramado en la forma de una “X”. A semejanza del arte de su primer álbum donde aparecía la  “X” de color blanco en medio de un fondo negro. Sin embargo, el propósito de la portada de Coexist no era hacer copia de la anterior. Romy Croft guitarrista y vocalista de la banda, comparó la mistura del agua y el aceite con su visión holística que tiene del grupo. En una entrevista para Grantland dijo: “Si ves un charco de petróleo sobre el suelo - puedes observar  la belleza de los colores que aparecen a través de este. Se afirma que el agua con el aceite no se puede mezclar pero ¿coexisten pacíficamente? no es eso lo que ves en esos colores. Me gustó esa idea: aquellos elementos creaban algo más bello de lo que son. La idea le pareció buena al resto del grupo pues representa a nosotros tres viviendo juntos. Sólo cuando los tres estamos juntos, es cuando existimos… Sabía que ‘Coexist’ era la palabra correcta…”.
Lanzado en septiembre del 2012,  Coexist no tardó mucho en ocupar los primeros puestos en los rankings en UK, y fue considerado por la mayoría de revistas y sitios web especializados de rock dentro de los Top 10 del año pasado. Pero, ¿Qué de nuevo trajo la producción de The XX para que sea tan bien recibida? Sinceramente casi nada pero muchas veces en la repetición está el gusto. 
EXPEDIENTES - XX
XX el aclamado primer álbum
En el 2009, Romy Madley Croft (guitarra y voces), Oliver Sim (bajo y voces), Jamie Smith (Beats y MPC)  y Baria Qureshi (teclados y guitarra) concibieron  un álbum de sonidos tranquilos,  teclados sombríos y voces parcas que parecían salidas de las penumbras. Un sonido que por momentos podría parecer soñoliento pero que lograba levantar diferentes sentimientos. Además The XX se podían  granjear de poseer un estilo musical original pues su álbum fue producido por ellos mismos con Jamie Smith a la cabeza.
El material de lo que sería su primer álbum se grabó en el garaje de los estudios de la disquera XL Recordings  bajo la luz de la luna, quizás ello haya contribuido al ambiente inhóspito y trágico que se respira al escuchar el disco. “Gran parte de las canciones se escribieron de noche…tocábamos muy flojito porque no queríamos despertar a mis compañeros de piso” recuerda Romy.  
En el 2009, el lanzamiento de XX recibió platino en el UK y vendió 350 mil copias en USA. Los susurros sensuales y las guitarras simples de su obra cautivaron a los medios, a los críticos y a sus florecientes fans.  En el 2010, los The XX fueron premiados con el Mercury Prize por el mejor álbum de Uk  y  considerado por muchos críticos como uno de los mejores discos de la década pasada.  
Baria Qureshi dejaría la banda pero igual el ahora trío seguiría recibiendo extensos baños de popularidad a través de sus giras y a finales del 2011 anunciaron el advenimiento de un nuevo álbum con música más intensa y catártica para sus fans.
TRY
Croft, Smith y Sim en plena ejecución
Diversos factores contribuyeron al origen de Coexist. En el 2011, la banda abrió  su propio estudio de grabación en Londres y comenzó a escribir las canciones para el nuevo álbum durante el verano de ese año. Cada miembro contribuyó a escribir música individualmente. Tanto Romy como Oliver volcaron sus propias experiencias y escribieron letras más directas que las mostradas en XX para expresar emociones a la vez más complejas. Oliver dijo acerca de las canciones que escribió para Coexist “me encontré a mi mismo estando alejado de ‘las lunas y las estrellas’ y siendo más literal”.
Durante los dos años transcurridos entre el álbum XX y el anunció de nuevo material, Jamie Smith quien fungió como productor de la primera producción, había emprendido una carrera como remezclador, Dj, artista solitario y por supuesto productor, creó remixes para Radiohead, Adele, y Florence And The Machine. También lanzó un sencillo “Far nearer” orientado más hacia el electro-dance.  Mientras los integrantes de la banda componían y escribían las canciones para Coexist  también se dieron tiempo para escuchar diversos géneros musicales como reggae, folk, neo soul a fin de enriquecer su trabajo.  Todas estas Influencias se dejan apreciar tras la escucha de Coexist pues si bien es un disco que se caracteriza por ser ligeramente más bailable por estar lleno de pistas y bases rítmicas de electro-dance, The XX siguen ofreciéndonos ese mismo minimalismo musical que exhibieron en su primer álbum. El baile nunca termina de estallar, las canciones solo alcanzan a movernos el pie contra el piso para llevar el ritmo.  Pero no importa pues ellos siguen conservando  ese estilo independiente en sus melodías que lo hacen a la vez cautivante.
Las grabaciones para Coexist se dieron entre los meses de noviembre del 2011 y mayo del 2012. En donde también hubo espacio para ensayar los nuevos temas para presentarlos en vivo. El trío hizo todos los esfuerzos necesarios para terminar el disco antes que se inicien sus presentaciones programadas en diversos festivales para el 2012.  El 31 de Mayo la banda presentó un pequeño set con los temas nuevos en el San Miguel Primavera Sound, y tocaron en vivo “Sunset” en el programa televisivo Later…With Jools Holland.
Sonido XX: Música extraída de las penumbras
La expectativa que se generó alrededor de este nuevo disco de The XX era grande  pues ¿qué podríamos esperar de un segundo álbum que había tenido un predecesor tan exitoso? ¿Cómo hacer para que los fans no se ilusionen con más canciones como  “Crystalised”? ¿Sería acaso válido seguir  apostando con la misma propuesta musical?. The XX debían mostrar si estaban listos para superar el fantasma del aclamado primer disco.  The XX  repitieron el plato pero con otra presentación, un poquito más optimista, con guitarras más coloridas y memorables. Jamie “XX” Smith en la producción  se ha encargado de darle un toque más atmosférico a la música de la banda con sus excelentes efectos, synths y beats. 
 Aunque no supera al debut y quizás a la primera escucha uno puede sentirse insatisfecho con este trabajo, posteriores audiciones nos harán estar más familiarizado con la propuesta que The XX presenta para Coexist. Si este hubiera sido el primer álbum de la banda sería una producción igual de memorable que su anterior álbum. Coexist es la expansión de la obra musical  que ya les conocíamos a The XX. 
COEXIST
Lanzado el 5 de septiembre del 2012 y otra vez bajo el sello Young Turks. Coexist  recoge los pensamientos más profundos de sus integrantes  y  continúa su sendero musical minimalista y de experimentación con lo tenso. Temáticamente, Coexist   trata sobre corazones rotos, soledad, e intimidad. Las líricas de Romy Croft y Oliver Sim  evocan una relación quebrada y de cambios en el romance a través de sus íntimos monólogos y simples metáforas.
 “Angels” no es solo la primera pieza del álbum sino que suena ideal para iniciar el día presenciando el alba, posee tanto frescura como frialdad gracias  a sus ligeros punteos de guitarra que luego dan paso a un tenue punteo de bajo,  teclados  y sonidos retumbantes de percusión. La sensual y susurrante voz de Croft nos expresa las emociones de un amor enfermo. Ligeros golpes de platillos anuncian  “Chained” seguido por un suculento punteo de bajo que abre paso a los teclados,  delicados beats, un solo de guitarra a mitad del tema  y el genial dueto de voces  que se encargan de crear Romy y Oliver, sellado con un simple “Oooh-oooh-oooh”. En “Fiction” la música se muestra por momentos tensa y hasta parece que en algún momento estallará el baile pero ello no llega. Es el relato romántico de una ilusión acompañado musicalmente por leves punteos y acordes de guitarra así como arreglos de percusión. “Try” es la canción donde Smith ha experimentado más con diversos  elementos electrónicos como loops, sintetizadores y percusiones (cajas de ritmo) que están al acecho. Además de exhibir oscilantes líneas de guitarra, un brillante teclado y un mensaje que evoca esperanza.  El dúo vocal hace otra vez de las suyas en “Reunion” narrando reacciones emotivas en medio de una atmosfera sonora de reverberaciones, guitarras entrelazadas, teclados y el punzante punteo de bajo que son interrumpidos por un genial golpe de silencio para proseguir la música en claves ambient y house  enriquecidas por los beats, grooves y synths, desarrollando un excelente  “dance sessions” que parece prolongarse en “Sunset” en donde la pareja nos comparten las penas del alejamiento de dos amantes. La canción posee un genial beat, “bassline” minimalista y punteo de guitarra que lo hacen una de las mejores del álbum. Otra vez se nota la mano de Smith en dicho acto, “[es] un ejemplo de la idea del tipo de canciones en las que realmente queríamos introducirnos, que es la música dance” señaló Croft al respecto.   
Una de las piezas más melancólicas y sombrías del álbum es sin dudas “Missing”, no en vano sus letras expresan confusión interna y trata temas de separación y aislamiento, el relato se va sucediendo en medio de sensuales notas de teclados que luego se apagan para hacer una pausa y el silencio es cortado por una filosa y penetrante línea de guitarra (¡aplausos!) y las voces de Sim y Croft se van alternando  una sobre otra, ese juego de voces lo enlazarán con la espectacular “Tides” que posee un genial punteo de cuerda ondulante sobre el cual van girando bajo, teclados, beats, “bassline” y que me hacen evocar  a “Little 15” de Depeche Mode.   “Unfold” cantada al unísono por el dúo fantástico  es una pieza tranquila con un liviano beat que permanece inalterable a lo largo de la toma. Croft describió a la canción como “apacible”. En “Swept  Away” tras el juego inicial de voces  se van sucediendo punteos de bajo, beats, líneas de guitarras para construir una de las piezas más dance del disco y discretamente bailable. Otra vez los geniales juegos vocales de Croft y Sim se hacen presentes en el tema final del álbum “Our Song” que lo escribieron dirigiéndose a ellos mismos, pensando la función del amor dentro de la amistad. Musicalmente resaltan los sampleos de guitarra,  loops y las pulsaciones de una reforzada percusión todas ellas ejecutadas de manera muy ligera pues las voces son las encargadas de cubrir el primer plano sonoro.
¿Algunas diferencias con el primer álbum? Juegos de voces más elaborados y afinados, ligeros arreglos de cuerdas que se intercalan y lo hacen un poco más dinámico, beats repartidos por todos lados que lo hacen un disco ligeramente dance. ¿Una de las mejores obras del 2012? Sin ninguna duda. La riqueza musical de Coexist  descansa en canciones como “Reunion”, “Sunset”, “Missing” y “Tides”, siendo quizás sobre las bases de estas piezas que se construyan las  futuras obras de The XX.  
SUNSET

La banda de las pausas, los respiros, limitaciones y silencios ha salido airosa con Coexist a pesar de las críticas adversas de quienes lo acusan de “ofrecer más de lo mismo”,  “presentar música inmovilista”, “un sonido sin sorpresa” y que “solo es una mera continuación de su primer álbum”.  NME lo denominó  como “un difícil segundo álbum, pero intensamente recompensado”, periodistas de Rolling Stone han dicho sobre The XX y su nuevo trabajo “Maestros de lo restringido” y “no han alterado su sonido, lo han redefinido”, mientras que The Quietus  sentenció “una real consolidación del sonido The XX”.
Coexist debutó en el número uno de los charts en UK, vendiendo más de 58 mil copias en su primera semana alcanzando el top 10 en varios rankings. Este segundo álbum reafirma más que nunca la propuesta sonora de The XX: la coexistencia entre lo bello y lo misterioso. Así como la lucha que experimentan sus miembros por balancear su estilo underground con la gran exposición comercial a la que se han visto expuestos en los últimos años-aprender a Coexistir- entre seguir en su línea o someterse a la alienación y según sus letras, permanecer entre el amor y el dolor. 
Fríos y minimalistas para hacer música, parcos para decir las cosas pues solo necesitan frases cortas para expresar sus ideas, son los principales postulados sobre los que gira la obra de The XX. Hacernos grandes expectativas sobre los futuros trabajos que el trío nos entregará parece no ser la mejor posición para recibirlos pues es un factor que podría jugar en nuestra contra. Sólo escuchemos, experimentemos y aprendamos a coexistir con su propuesta musical que quizás ya dejó de ser innovadora pero no por ello carente de autenticidad y calidad.